Un joven látigo que no deja de impresionarnos

Ricardo Santana Jr es uno de los jóvenes valores del hipismo panameño que triunfa en la exigente hípica estadounidense. Historia de superación y empeño.

Con la mirada fija en el arco, Net voloribus apiet, eCon la mirada fija en el arco, Net voloribus apiet, endestr uptatur?ndestr uptatur? 52' 2T |

El jueves de la semana que acaba de pasar, Ricardo Santana Jr. escribió una nueva página en su historia como profesional del sillín, un recorrido que comenzó en los Estados Unidos cuando apenas tenía 16 años de edad, y del que está dejando huellas desde muy temprano.

Santana Jr ganó cuatro carreras esa tarde de jueves en Oaklawn Park; con ello alcanzó los mil triunfos en su tránsito pistero. De paso, consolidó su liderazgo en la estadística de jinetes de la plaza hípica de Arkansas, que este sábado terminó su temporada.

Fue el sexto título de jinete campeón para el panameño, de solo 24 años de edad, y que se ha convertido en uno de los profesionales del sillín más cotizados de la actualidad en la exigente y cada vez más competitiva hípica de los Estados Unidos.

DURAS EXPERIENCIAS

El menor de cinco hermanos, Santana Jr quiso saldar una especie de cuenta dejada por la vida en su familia.

Su padre, del mismo nombre, actuaba con regularidad en el hipódromo Presidente Remón, hasta que un accidente de pista lo retiró de la acción.

Fue entonces cuando el jovencito decide convertirse en jinete, aún sabiendo de lo que le sucedió a su padre también podría ocurrirle.

Se graduó de la Academia Técnica de Jinetes Laffit Pincay Jr., y en el año 2009, apenas unos meses después de su graduación, se lanza a la aventura que todo jinete panameño quiere vivir: montar y triunfar en los Estados Unidos. El principio no fue sencillo. En 2009, ganó 18 carreras, montando en Aqueduct, Meadowlands y Deleware. Esperaba destacarse en el 2010, pero una lesión en la espalda tras una caída lo alejó un tiempo de las pistas.

Regresó en 2011 para ganar 46 carreras en 541 montas, sumando su primer millón de dólares en ganancias. Decidido a triunfar, el panameño se mueve a Oaklawn Park, donde encuentra buena acogida por su talento como conductor de purasangres de carreras.

Allí conoce a Steve Asmussen, entrenador miembro del Salón de la Fama de la hípica estadounidense, comenzando una relación que se convirtió con el tiempo en una de amistad y trabajo profesional muy cercano. La dupla está cerca de llegar a las 400 carreras ganadas, incluyendo varias de las más importantes de los Estados Unidos.

En 2013, consigue su primer gran logro al ganarse la estadística de jinetes de Oaklawn Park, superando a los mejores jinetes profesionales afincados en esta plaza.

 

Santana Jr. ya suma seis estadísticas consecutivas con la que consolidó ayer sábado en Oaklawn Park. Apunta ahora hacia una lucrativa temporada en Churchill Downs antes de regresar a la acción en su escenario preferido. En el 2018, el panameño suma $3.2 millones en ganancias, situándose en el puesto número nueve entre los principales productores de dinero con sus montas en la Unión Americana.

Se encamina a redondear una temporada con más de 150 triunfos y sumas ganadas por encima de los $8.5 millones por primera vez en su carrera.

Lo más importante es que Ricardo Santana Jr. se encuentra en un excelente momento. ‘Tiene que aprovecharlo, es la oportunidad de ganar carreras y dinero para consolidarse en su carrera’, señaló Laffit Pincay Jr., en reciente entrevista que ofreció a La Estrella de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *